10 trucos para enfrentarse a la tristeza navideña

Navidad triste

Navidad triste

Mucha gente se siente triste en una noche como la de hoy. Les trae recuerdos de reuniones familiares infelices. Y la presión del entorno que les dice que DEBERÍAN sentirse felices hace que todo sea peor.

¿Eso te pasa a ti? ¿Es esta noche una noche de tristeza, de decepciones, de lamentos? ¿Te hace retroceder en el tiempo y echar de menos algo que nunca existió?

¿Te hace plantearte si has hecho lo que tendrías que haber hecho o si has sido lo suficientemente bueno?

It's a sad night

Es una noche triste

¿Es una época de estrés con unos parientes o una familia con quienes en realidad preferirías no estar? ¿O te gustaría estar con ellos pero tras haberlos transformado del todo hasta convertirlos en lo que sueñas como una familia “perfecta”?

Sí, hoy es una noche muy dura para muchas personas.

Y sin embargo, solo es una noche. Y mañana solo es un día. Y tal vez no cambie nada, pero sobrevivirás.

Y el año que viene será tan triste como esta noche… Y al otro volverás a temer estas fiestas una vez más 🙁

¿Realmente quieres que sea así? ¡Para nada! Cambiémoslo, entonces.

  1. ¿Una corbata alegre, tal vez?

    ¿Una corbata alegre, tal vez?

    Empecemos preparándonos para esta noche. ¿Qué te vas a poner? Intenta añadirle algo alegre al conjunto que hayas elegido. Quizá una flor o un broche o una pincelada de color. Tal vez te puedas hacer el pelo con un estilo distinto, algo nuevo. Cada vez que lo mires, te hará recordar que estás haciendo un esfuerzo consciente por ser feliz. 🙂

  2. Pon música alegre ahora mismo. Sí, no esperes. Pon la música y deja que te envuelva. ¿Te apetece bailar a su ritmo? ¡Hazlo! Pero tampoco pasa nada si no te apetece bailar. Tan solo deja que tu cuerpo te diga qué quiere hacer.
  3. Hagas lo que hagas, no te pases el día en casa dándole vueltas a la noche. Sal. Vete a dar un paseo. Quema parte de la energía que tienes acumulada. Y que te dé un poco el aire fresco.
  4. Mímate

    Mímate

    Piensa en un montón de pequeñas cosas que te pudieran alegrar la noche. Y búscalas. Una sonrisa, un abrazo, un capricho especial para comer… Planifícalas y búscalas. Si quieres una sonrisa, sonríe a los demás; si quieres un abrazo, dáselo a alguien; si quieres algo rico para comer, cómpralo o hazte con ello. Mímate un poco a ti mismo.

  5. Antes de ir a cenar, piensa en algunas cosas que te hagan feliz. Prepara una pequeña lista de pensamientos o recuerdos alegres y úsala como una especie de mantra durante la noche. Cada vez que percibas tristeza, recuerda la lista y céntrate en ella punto a punto, uno después del otro. Funciona mejor si esos pensamientos los redactas en forma de afirmaciones positivas: ‘Soy una persona amada,’ ‘Tengo salud,’ ‘Mi plan para mañana es…’ Siempre en positivo y en presente. Usa esos pensamientos y otros similares cada vez que te sientas mal esta noche y mañana.
  6. Al transcurrir la noche, piensa en lo que tienes y evita pensar en lo que no tienes o en lo que echas de menos. Céntrate en tus bendiciones. Haz un esfuerzo consciente por disfrutar de cualquier cosa buena que tengas esta noche.
  7. Pon música alegre

    Pon música alegre

    Si el ambiente está tenso, pide que se ponga música alegre. Hay unos cuantos villancicos con marcha que podrían animar a la gente.

  8. Si eres una persona religiosa, plantéate cuál es el significado de la celebración de esta noche. Eso por sí mismo también te debería animar. Es una noche para estar felices y celebrar un nacimiento singular.
  9. Si alguien empieza a discutir, a pelear o simplemente a hablar sobre algo triste o perverso durante la cena, contraataca sacando una conversación sobre algo alegre. Háblales sobre tus planes o pregúntales sobre los suyos; cuéntales la última película que has visto o pide a los comensales que compartan un chiste. Si los que quieren arruinar la noche persisten, no les escuches. Empieza una conversación con la persona que está sentada junto a ti sobre algo alegre. Ignora a quienes estén intentando hacer que la noche sea triste o negativa.
  10. Smile! :-)Y más que ninguna otra cosa, sonríe. Oblígate a sonreír. Sonríe cuando te sirvan, sonríe cuando se dirijan a ti, sonríe solo por sonreír. Sonríete cada vez que pases ante un espejo.

La noche acabará y habrás sobrevivido un año más. Pero tal vez este año no te hayan herido tanto tus sentimientos y quizá incluso te hayas divertido un poco.

Ojalá tengas una gran noche y disfruta de la vida, J.