Amenazados

file00055704174

¡Qué lastima que algunas personas ataquen a otras solo porque se sienten amenazadas! A veces, hay quien se siente inseguro y eso le lleva a atacar a los demás en un intento por no verlos tan inalcanzables, tan lejos de sí mismo. Quienes reciben el ataque con frecuencia no tienen ni idea de qué ha sucedido ni cómo lo han provocado. En mi humilde opinión, solo se trata de un caso de temor desviado de su objetivo. La persona insegura siente miedo (“Perderé porque no soy tan bueno,” “esta persona me va a hacer sombra,” “no puedo llegar a ese nivel,” “nunca seré tan alto…”) y ese temor pone en marcha su instinto de supervivencia. ¿Qué hacemos para sobrevivir? Atacamos a nuestros enemigos. Y por ello quien se siente amenazado ataca a quien tiene delante sin darse cuenta de que su auténtico enemigo es su propia inseguridad.

Quienes reciben el ataque se sienten maltratados y heridos. Tal vez respondan al ataque y se conviertan de ese modo en enemigos del agresor. En cuyo caso comenzará un conflicto o una guerra. Pero también pueden no tomárselo como un ataque contra ellos sino como una inseguridad mal dirigida y descontrolada por parte de la otra persona y decidan no responder. El agresor se quedará así sin enemigo contra quien luchar.

Es decisión tuya cómo reaccionas. Y qué ocurra después 🙂

Disfruta de la vida… de toda ella,

Jessica J. Lockhart

P.S.: DIFUNDE OPTIMISMO. ¡Gracias!