¿Cuánto vales?

Tengo una amiga que siempre me dice no entender a las personas que dedican un gran esfuerzo y se gasta un montón de dinero en cuidarse por fuera y nada en cuidarse por dentro. Tal y como ella lo explica, hay muchos hombres y mujeres que por fuera parecen estar “perfectos” y por dentro se caen a pedazos. Habla de personas que deben elegir en qué invertir su tiempo y su energía y siguen optando por lo exterior, por lo que se ve, descuidando a veces lo que tanto duele por dentro.

Hoy lo comento aquí, en mi blog, porque en mi experiencia el descuido interior a menudo acaba volviéndose contra las personas. Aquellas que tanto se cuidaron por fuera y tan poco por dentro terminan acumulando dolor, tristeza, descontento o rabia y el paso del tiempo puede provocar una acumulación tan grande que les desborda y dejan de ser capaces de controlarla. Al final, su tan cuidada imagen se deteriora desde dentro. Ese constante descuido interior se puede traducir en enfermedades o problemas de salud que afloran a la superficie y buscan la manera de expresarse.

También conozco casos al revés; ejemplos de personas que se cuidan por dentro, que se miman, que se quieren… y aunque quizá al principio no parecen tan bellas por fuera, con los años se iluminan desde el interior y su imagen externa brilla con luz propia, convirtiéndolas en personas atractivas y únicas. Su fulgor se basa en el equilibrio, la paz y la satisfacción internas que alcanzan a través de su desarrollo emocional y personal.

¿Cuántos casos conoces tú de ambas maneras de vivir? ¿En cuál de los grupos te clasificas? La mayoría diríamos que estamos entre ambos. Pero si no es así, si te encuentras en el primer grupo, medítalo. Plantéate cómo quieres vivir tu vida y qué es lo que realmente te importa. Si consideras que tal vez ha llegado el momento de equilibrar un poco tus cuidados, pide ayuda. Al igual que contratas un entrenador personal, un médico nutricionista o un estilista, plantéate buscar un experto en desarrollo personal, en humanología o en seres humanos. Todo en esta vida tiene su método y el bienestar interior no es una excepción.

Cuídate por dentro para cuidarte por fuera. Si por dentro no estás bien, ¿cómo lo vas a estar por fuera?

Disfruta de la vida, de TODA ella,

Jessica J. Lockhart – humanología – www.jessicajlockhart.com

Si te gustó, sígueme: