El club de la risa

Quiero hablaros de una experiencia increíble que he tenido durante mi reciente visita a Pune, India. Me quedé en casa de unos amigos que me invitaron a visitar el Club de la risa que su madre dirige cada mañana. Sin saber exactamente qué esperar, aquel día me levanté puntual a las 6.30 de la mañana para estar lista y expectante una hora después. Mi amiga me acompañó caminando hasta allí.

El Club de la Risa se reúne diariamente en la calle, en los soportales de un edificio de pisos, al aire libre. Sus miembros son todos hombres y mujeres jubilados. Cuando llegamos, el Club ya estaban en mitad de sus actividades, haciendo lo que suelen hacer. Me presentaron y me pidieron que me uniera a ellos en un gran círculo. La señora de azul del centro de la fotografía, Nuna, es la organizadora. Nos dirigió en una serie de movimientos y sonidos que ayudan a estirarse y sentirse mejor. Todos seguimos sus indicaciones en los movimientos y sonidos. Yo también lo intenté. Obviamente, no tengo ni idea de qué estaban diciendo, pero los movimientos, estirar los brazos hacia arriba o tocarse primero los pies y alzar luego las manos hacia el aire, convertían los ejercicios en un claro grito a la felicidad.

Hicimos cuatro o cinco de aquellos ejercicios y entonces me pidieron que yo dirigiera uno. (!) Les hice sonreír y después reír a carcajadas unos minutos.

La reunión terminó con todos reunidos contando chistes y riéndose.

Eso fue todo. No hubo nada espectacular. No hubo gran yoga ni gimnasia, sino tan solo unos minutos de pura compañía, risa y sentirse bien. ¿Se puede empezar la mañana mejor? ¡Me encantó!

¡Si todos los jubilados hicieran algo así! Les ayudaría mucho y al mundo también.

O mejor aún… ¡Si todas las personas hicieran algo así! El mundo sería un lugar mejor.

Esto es lo que viví y quería compartir con vosotros. No hace falta nada elegante, complicado ni caro. Solo un poquito de tiempo y la voluntad de disfrutar y ser feliz. Mirad la fotografía. ¿No veis el brillo y la chispa en sus ojos? Fue un honor participar en el Club de la Risa y una gran lección. ¡Gracias!

Disfrutad de la vida, de TODA ella,

Jessica J. Lockhart – humanología – www.jessicajlockhart.com

Sígueme aquí: