El ego también importa

2

Llevo años oyendo a algunas personas culpar al “EGO” de todo y despreciarlo, aconsejando a los demás que dejen de escuchar a sus egos y que de alguna forma les hagan oídos sordos.

Sin embargo, nuestros egos desempeñan un papel fundamental en nuestras vidas. Su trabajo consiste en confirmar nuestras creencias. Y lo hacen con auténtica devoción.

Todos necesitamos tener creencias. Nuestras creencias constituyen nuestros cimientos y cada vez que se tambalean, nos tambaleamos con ellas. Sin creencias perderíamos pie. Tendríamos auténticas dificultades para tomar incluso las decisiones más pequeñas. Es por ello que necesitamos que nuestro ego confirme nuestras creencias una y otra vez. Ese es el motivo de la persistente voz del ego. Esa es su función.

El ego defenderá todas las creencias y no solo las que nos parezcan correctas. El ego no cuestiona las creencias, solo las refuerza.

Así que la próxima vez que alguien te aconseje que no tengas en cuenta a tu ego, recuerda que también precisas de él para mantenerte de pie. Cuestiona si quieres tus creencias, pero no culpes al ego de todo lo que te ocurra. El ego solo está desempeñando su importante papel. Aprecia el trabajo que hace por ti y crece con él.

Disfruta de la vida, de TODA ella,

Jessica J. Lockhart, humanología

www.jessicajlockhart.com