En ti

Sin título

Muchas personas pasan sus vidas buscando la felicidad, creyendo que es algo que se puede encontrar, comprar, adquirir o recibir. ¡Cuán equivocadas están, tristemente! La felicidad es como el amor. Nunca se puede comprar, adquirir o recibir.

Imagina que te enamoras de alguien y te gustaría que ese alguien también te amara. Lo pruebas todo. Te comportas como una persona muy amable, dulce, cariñosa y amorosa; le das todo lo que se te ocurre: regalos, tiempo, atención, tu amor… Haces todo lo que está en tu mano para que se sienta especial y singularmente valorado. Y a pesar de todo, ese alguien sigue sin enamorarse de ti. Seguro que has conocido casos así.

Nadie puede hacer que otra persona le ame. El amor es personal. El amor nos pertenece a cada uno de nosotros. Amamos a quienes amamos porque les amamos y no porque quieran que les amemos.

La felicidad también es así. Nadie puede hacer feliz a otra persona.

Lo puedes tener todo… amor, amistad, salud, dinero… y aún ser infeliz.

Entonces, ¿qué es la felicidad? La felicidad es solo tuya. Te pertenece solo a ti y solo tú la puedes definir para ti mismo. Aquello que te haga realmente feliz será para ti la felicidad. Y como tal, solo la podrás hallar en ti.

¿Cuántas personas conoces que dicen que serán felices cuando les asciendan, se compren una casa, se casen, tengan hijos o cualquier otra cosa para descubrir cuando alcanzan su sueño que siguen siendo infelices?

Así que deja de buscar la felicidad ahi fuera y empieza a buscarla aquí dentro, en tu interior.

Disfruta de la vida… de toda ella,

Jessica J. Lockhart