Esténoz

esténozMi familia pasaba todos los días libres en Esténoz, aquel pueblecito, casi un villorrio, a tan solo media hora de la ciudad en la que crecí.

Esténoz era tan pequeño que no tenía ni una tienda. Una o dos veces por semana pasaban camiones desde los que los tenderos vendían productos a los lugareños.

Había cinco niños en el pueblo, todos de la misma familia. La única niña, Ele, era mi mejor amiga. Todos ellos y todos nosotros jugábamos juntos por los campos del pueblo. Fue en Esténoz donde aprendí a patinar, nadar y montar en bici. Mi primera perrita era de Esténoz. Mi infancia está llena de recuerdos de Esténoz.

Es cierto que no vivíamos allí. Y aunque mi familia vendió la casa hace más de treinta años, todavía siento que Esténoz es mi Hogar.

¿Dónde está tu Hogar? ¿Dónde se encuentra ese lugar que siempre representará el Hogar para ti?

Pregunto a mis amistades y seres queridos dónde está su Hogar y la mayoría identifican con claridad un lugar que es EL lugar. Todos necesitamos tener ese Hogar en nuestros corazones. Nos ancla y nos transmite la sensación de pertenecer a él; sus raíces apoyan nuestro crecimiento como seres humanos.

¿Dónde dirías que está tu Hogar, ese lugar al que retornas en tus pensamientos para llenarte de calor, de amor, de cariño?

Disfruta de la vida… de toda ella,

Jessica J. Lockhart