Intérpretes

IMG_1205

Durante años trabajé como traductora e intérprete simultánea. Y aunque dejé de ejercer profesionalmente, me doy cuenta de que todavía sigo practicando a diario. Siempre estoy traduciendo e interpretando lo que dicen o escriben los demás. Y tú también lo haces.

Cada vez que oímos o leemos algo nos decimos a nosotros mismos: “esto significa que…” o “lo que esta persona realmente quiere decir es que…”

Piénsalo.

Estamos constantemente traduciendo a los demás o interpretando lo que nos dicen para intentar comprenderlo; para que tenga sentido sobre la base de lo que ya conocemos. Interpretamos lo que vemos u oímos según nuestra visión del mundo y nuestra experiencia. Es la única manera.

Desgraciadamente, esas interpretaciones tal vez no reflejen lo que la persona quiso decir en su origen. Imaginemos que alguien comenta: “Eso realmente no me gusta.” En REALIDAD no sabemos EXACTAMENTE qué quiere decir esa persona. Creemos saberlo. Basándonos en nuestra visión del mundo, tal vez lo interpretemos de alguna de estas distintas maneras: “No le gusto a esa persona.” “A esa persona no le gusta ese objeto.” “Esa persona se cree superior.” “Esa persona está cuestionando mi gusto.” “Lo que esa persona está diciendo realmente es… no disfruto con eso.” “Lo que esa persona quiere decir es… no quiero eso.” Y estos no son más que algunos ejemplos posibles.

Como no estamos dentro de la cabeza de esa persona ni podemos ver el mundo exactamente como ella, debemos apoyarnos en nuestras propias interpretaciones. Y nuestras interpretaciones pueden ser erróneas, aún cuando partan del amor y del fondo de nuestros corazones.

Las interpretaciones, equivocadas, llevan a conflictos y malos entendidos. Sin embargo, esos conflictos y malos entendidos no se deben a una falta de buena voluntad sino a un conjunto diferente de experiencias y conocimientos. Se deben al hecho de que todos somos seres diferentes.

En ese sentido, entonces, todos somos intérpretes de nuestras propias realidades. Siendo consciente de ello, tal vez te muestres un poquito más abierto o comprensivo la próxima vez que sientas que alguien te está mal interpretando. 🙂

Disfruta de la vida… de toda ella,

Jessica J. Lockhart – humanología – www.jessicajlockhart.com