¿Ira o miedo?

angry-woman

Laura: ¡Estoy que muerdo ahora mismo! No tenías ningún derecho a hacer eso. ¿Quién te crees que eres para contárselo? ¡No es asunto tuyo!

David: Pero Laura, lo tenían que saber. ¡Se lo tenía que decir! 

Laura: No, no tenías que hacer nada. Estoy tan enfadada que no me aguanto ni yo. 

David: ¿Enfadada? ¿Realmente estás enfadada?

Laura: Oh, sí, estoy furiosa

David: Pero Laura, ¿de qué tienes miedo? ¿Qué crees que va a pasar?

Laura: No lo sé, David. Supongo que me da miedo no gustarles…

________________________________________________________

¿Reconoces este patrón? ¿Has mantenido alguna vez una conversación como esta, en la que de pronto te das cuenta de que en realidad no estás enfadado sino que hay algo que te da miedo, algo en el futuro o que tal vez temes una reacción de alguien?

Nuestras reacciones a menudo se convierten en una explosión de ira cuando en realidad nos estamos sintiendo asustados. Pero el propio miedo evita que demostremos a los demás que eso es lo que estamos sintiendo. Tememos la reacción de los demás a nuestro miedo. Tememos que no nos entiendan. También podemos tener miedo a no gustarnos a nosotros mismos si reconocemos la auténtica razón detrás de nuestro sentimiento.

Cuando las personas reaccionan con ira es porque hay un miedo oculto en la oscuridad de su rabia. Cuando saltan es porque temen las palabras o acciones de los demás, y con frecuencia es porque en el fondo creen que llevan algo de verdad. Cuando gritan suelen estar escondiendo sus miedos detrás de la ira y el volumen. Cuando las personas pierden el control su motor de empuje es el miedo a algo.

La próxima vez que alguien se enfade contigo, intenta encontrar el miedo que oculta su ira. Tal vez te explique un montón de cosas. Y cuando tú te enfades la próxima vez, busca el miedo escondido en tu rabia. Te entenderás mejor a ti mismo y tendrás una valiosísima oportunidad de crecer.

Disfruta de la vida… de toda ella, J.

P.D.: Por favor, apoya mi proyecto DIFUNDE OPTIMISMO aquí. Con ello estarás contribuyendo a difundir el optimismo por el mundo. ¡Gracias!