La felicidad…

IMG_3340

Para ti, ¿qué es la felicidad? ¿Se trata de ausencia de tristeza? ¿Es cuestión de reírse mucho? ¿O dirías que la felicidad es estar en paz contigo mismo y con el mundo?

Felicidad es algo que significa cosas distintas para cada uno. Todas sus definiciones son válidas y no existe ningún tipo de “felicidad mala.”

Lo único que importa es ser feliz. Creo firmemente que nacemos para ser felices (sea lo que sea que eso signifique para cada uno.)  Sin embargo, muchos de nosotros crecemos con la creencia de que está mal ser felices. ¿Cuántas personas conoces que creen que les va a pasar algo malo porque “se sienten demasiado bien” o “todo es demasiado bueno para ser verdad”? En algunas culturas más que en otras, demostrar felicidad abiertamente es incluso una pequeña grosería. No te rías tan alto, no sonrías tanto o de forma tan abierta, no presumas de lo bien que te van las cosas… ¡Eso sí que es triste!

Nos hemos acostumbrado a quejarnos y a buscar decepciones y se nos ha olvidado disfrutar y celebrar. Es tan normal para nosotros lamentarnos por lo que no tenemos que dejamos de sentirnos felices por lo que sí tenemos.

Cuando los niños son bastante pequeños, hasta una edad de aproximadamente cuatro años, cada día, cada momento constituye para ellos una oportunidad de disfrutar y ser felices. Cada mañana, al despertarse, los niños encaran el mundo con un gran optimismo y con la certeza de que el día va a llegar cargado de aventuras, diversión y nuevos descubrimientos. Hasta que empiezan a aprender eso de “vuelve a poner los pies sobre el suelo,” “baja de las nubes.”

Yo defiendo que la vida sigue siendo ese lugar feliz lleno de felicidad… si nos damos permiso para encontrarla y experimentarla. Cada día te llega con algo nuevo. Cómo te lo tomes será lo que te haga feliz o no. Cada día es una promesa de nuevas aventuras y nuevos momentos e instantes. Si decides disfrutarlos o dejar que pasen depende de ti.

De una forma u otra muchos de nosotros nos negamos el permiso a ser felices. Siento lástima por esas personas que no se lo dan. La vida es un lugar muchísimo mejor, más agradable y más feliz cuando nos damos permiso para disfrutarlo y ser felices. Recuerda, solo es cuestión de elegir… y eliges tú.

Disfruta de la vida… de toda ella, J.