Motivación

file7711249370200

Tengo una meta. Sé cuáles son los pasos que debería dar para alcanzarla. No es una meta fácil. No llegaré a ella mañana ni la semana que viene. Necesito más tiempo y bastante más trabajo. A veces, siento que mi motivación flaquea.

Para seguir motivada, escribo la meta en una cartulina o en una hoja de papel (también puede servir un calendario) que después cuelgo en la pared o en algún lugar donde estoy segura de verla de forma habitual. Entonces me dedico a anotar en ese papel cada paso que doy en dirección a alcanzar mi objetivo junto con la fecha en que llevo a cabo esa acción.

Imaginemos que mi meta es acabar este artículo. Necesito investigar la información que quiero publicar, encontrar la imagen adecuada y adaptarla a mis necesidades, redactar el texto e introducirlo en mi blog. Esos son los pasos que tengo previsto dar. A partir de ahí me dedico a anotar en mi cartulina o papel cada avance que logro en dirección a mi meta, por pequeño que sea, como por ejemplo: “he encontrado una gran foto para el artículo” junto con la fecha en que lo hago.

Cuando mi motivación flaquea o me siento desanimada, en lugar de pensar en todo lo que me queda aún por hacer, miro la lista de lo que ya he conseguido alcanzar. Esta estrategia me ayuda a sentirme mejor y me anima, dándome un empujón motivador. Prueba este truco y cuéntame si también a ti te funciona.

Disfruta de la vida… de toda ella,
Jessica J. Lockhart