Nada en ti es ordinario

14

Muchas personas vienen a hablar conmigo y me dicen que la suya es una vida muy ordinaria y que ellos mismos son gente ordinaria, lo que siempre me sorprende profundamente. ¿Cómo pueden considerarse ordinarios? Todos los seres humanos son extraordinarios por el mero hecho de ser únicos y diferentes del resto de la humanidad, aunque en ocasiones compartan un puñado de características o costumbres con los demás.

¿Eres tú uno de ellos, de esos que se consideran ordinarios? Mírate. Levántate de verdad para buscar un espejo y mírate con atención. ¿Qué ves? Eres el resultado de miles de millones de permutaciones y siglos de desarrollo genético solo para producirte a ti. Solo a ti. A nadie más. ¿Qué tiene eso de ordinario?

Ahora, vuelve a mirar. Profundiza en tu mirada e intenta ser consciente de tu existencia, de tu ser, de tu cuerpo, de tu TÚ. ¿También en eso eres ordinario? Siente tu realidad. Eres consciente de ella. No eres un objeto. No eres un cuadro ni un animal. Puedes pensar y sentir a la vez. Puedes ser consciente de tu existencia cuando así lo decides. Una vez más te pregunto, ¿qué tiene eso de ordinario?

Y ahora, por favor, centra tu atención en tu vida y en todas tus decisiones y elecciones, en todos los pasos que has dado alguna vez. Nadie ha elegido, decidido ni dado exactamente los mismos pasos que tú. Por lo tanto, y en combinación con tu forma única de ver el mundo, tu vida es solo la tuya y distinta de todas las demás vidas de los otros millones de personas  que existen.

¿Todavía crees ser ordinario? Porque yo estoy convencida de que más bien eres un ser extraordinario. Cada ser humano es una obra de arte, una obra de arte extraordinaria. Y tú también lo eres. Así que alza la cabeza y siéntete orgulloso de tu singularidad.

Disfruta de la vida, de TODA ella,

Jessica J. Lockhart – humanología – www.jessicajlockhart.com