Nunca más

DSC_0237

Cuando un niño ve el cielo nocturno por primera vez, su limitado conocimiento del mundo solo le permite ver una superficie negra con unos puntos blancos. Más adelante crece y aprende qué son las estrellas y su visión del cielo cambia. Y cuando aún más adelante alguien le habla de los planetas, de las constelaciones y de todas las otras maravillas de nuestros cielos, nunca más puede volver a ver en ellos una superficie negra con puntos blancos.

Cuando aprendes algo, tu visión del mundo cambia. Nunca más puedes verlo como lo veías ants. Ese es el motivo por el que incluso los hermanos tienen visiones diferentes del mundo. Nadie recibe exactamente las mismas lecciones ni experimenta las mismas cosas que ninguna otra persona en el planeta.

Así que la próxima vez no culpes a nadie, ni siquiera a ti mismo, por ver las cosas de una cierta manera. Simplemente, no aprendisteis a verlas de otra.

Si quieres ver cosas nuevas, aprende cosas nuevas. Si quieres que los demás vean cosas nuevas, enséñales cosas nuevas. Pero deja de castigarte o culparte y de castigar y culpar a los demás por lo que sois capaces de ver en este momento.

Disfruta de la vida… de toda ella, J.

P.D.: Por favor, apoya mi proyecto DIFUNDE OPTIMISMO aquí. ¡Gracias!