Ojalá pudiera…

 

 

“Ojalá pudiera viajar más…”

“Ojalá pudiera perder diez kilos…”

“Ojalá supiera bailar mejor…”

Muchos de nosotros tenemos ese tipo de pensamientos. Desearíamos tener o hacer cosas que hoy no son una realidad. Las mencionamos en nuestras conversaciones y de vez en cuando pensamos en ellas.

¿Y qué es lo que te impide tener lo que quieres? ¿Existe algo que realmente haga imposible que alcances lo que quieres? ¿O es solo que te resulta difícil? ¿Tienes miedo de intentarlo? ¿Tienes miedo de fracasar?

Si realmente deseas hacer o tener algo, ¿por qué no preparas un plan y diseñas los pasos que debes dar para alcanzarlo? Si lo haces, lo que quieres será realmente un deseo. Si no, tan solo será un sueño.

En mi opinión, los deseos van acompañados de un plan. Los sueños, por el contrario, son deseos sin definir que desearíamos poder alcanzar.

Y tú, ¿qué tienes? ¿Tienes un deseo o tienes un sueño?

Disfruta de la vida… de toda ella,

Jessica J. Lockhart

P.S.: DIFUNDE OPTIMISMO. ¡Gracias!