Párate para crecer

6F6A3033

Ayer te hablaba de la pasión y te explicaba que creo que es la fuente de mi energía. La energía nos mueve y nos ayuda a llegar a otros lugares. Pero la energía no nos hace crecer, necesariamente.

Para que haya regeneración, es vital contar con ciclos de energía baja. Eso significa que también necesitamos pararnos para poder crecer. Si siempre estamos corriendo, nuestra energía se consumirá pero no se volverá a rellenar. Ese es el motivo de que una buena noche de sueño o un rato de tranquilidad sentados relajándonos sean tan necesarios como aprender o avanzar. Si no hacemos una pausa, nuestros cuerpos y mentes no tienen la oportunidad de crecer. Creo que lo mismo ocurre con nuestra espiritualidad. Necesitamos procesar lo que aprendemos y para ello hemos de parar un poco en nuestro proceso de aprendizaje.

¿Te estás dedicando a leer libros o estás recibiendo coaching? ¿Estás viendo vídeos o intentando aprender más sobre ti mismo? Hazlo, pero tómate algún tiempo libre también para que todo pueda asentarse. Haz una pequeña pausa y concédete el tiempo que necesitas para crecer.

Disfruta de la vida… de toda ella, J.

Y si te gustaría ser más feliz o te gustan mis textos sobre optimismo, tal vez me quieras ayudar a seguir difundiendo felicidad, optimismo y herramientas de coaching a través de mi campaña. Por favor, compártela con tus amigos. Cuantos más me conozcan, más fácil y rápido será y antes podré ayudar a más gente. Comparte el link de aquí abajo:

PINCHA AQUÍ