Tu propósito de vida

Scan 2

Más allá de los objetos materiales, ¿qué echas de menos en tu vida? ¿Qué es lo que más te gustaría tener? ¿Quisieras gozar de más amor, de más libertad, de más paz?

 

En la vida nos esforzamos y luchamos por obtener aquello que creemos necesitar o querer. Alcanzamos metas personales y profesionales y adquirimos lo que nos podemos permitir. Pero, ¿la vida va realmente de eso? ¿Es eso lo que hace que nuestras almas florezcan y se sientan felices, que nuestro ser se sienta satisfecho y completo? Mira en tu interior. ¿De qué careces? ¿De qué no tienes suficiente? ¿De qué te gustaría tener más? ¿Qué sueñas tener?

Si hoy se terminara tu vida, ¿qué lamentarías no haber conseguido? ¿Qué te habría gustado alcanzar?

Si lo que buscas conseguir son objetos, ¿cuál es la necesidad que estás intentando satisfacer con ellos? ¿Qué te aportan? ¿Qué te hacen sentir, poder, satisfacción, tranquilidad…? Y si lo que necesitas es perseguir una meta tras otra, ¿qué se oculta detrás de esos éxitos? Esos objetos y esas metas son un medio para satisfacer esa necesidad que ocultan y esa necesidad, a su vez, enmascara aquello que más buscamos. Plantéate, entonces, qué es lo que realmente busca tu ser. Qué es lo que persigues día a día. Qué es lo que te haría sentirte completo.

Una vez lo descubres , ¿por qué no convertirlo en el propósito de tu vida? Imagina planificar tus días y tus acciones con ese propósito general en mente. Todo lo que hagas ahora tendrá ese objetivo final. Tu vida de inmediato adopta un nuevo significado. Imagina que eliges “paz” como propósito de vida. Cada vez que trates con los demás, te marcarás la paz como objetivo a alcanzar. Tus relaciones tendrán ese propósito final. Y también lo tendrá tu trabajo. Y tu tiempo libre. Y tus acciones cotidianas. Y tus objetivos. Y tus conversaciones…  Si en algún momento te sientes mal, plantéate si te estás encaminando hacia tu propósito o si te has desviado de él. Tu propósito de vida se convierte así en una especie de brújula que marca tu norte, tu dirección a seguir. Si te desvías, te sientes mal porque no estás avanzando hacia lo que más quieres. Pero eso mismo te permite volver a tu propósito con facilidad. Una vez defines tu propósito de vida, es mucho más fácil volver a él.  Este paso que estoy dando, esta acción que estoy llevando a cabo, esta conversación que estoy manteniendo, ¿me acercan a mi propósito? Si no es así, ¿qué debo hacer para retomarlo?

Regálate un norte, una brújula de vida. ¿Ves cómo todo cambia? Elige tu propósito y dale un nuevo enfoque a tu vida.

Disfruta de la vida… de TODA ella,

Jessica J. Lockhart – humanología – www.jessicajlockhart.com

Jessica J. Lockhart es humanóloga, autora y reconocida conferenciante internacional. Síguela aquí:
Jessica J Lockhart, EzineArticles Basic Author

 

Ilustración de James S.O.U.L.