¿Qué ves?

DSCN1616

Ayer estaba charlando con alguien que me decía que la vida es horrible y está llena de oscuridad y miseria. Yo le dije que yo veo luz, esperanza y amor.

Vemos lo que vemos y qué vemos depende de lo que esperamos ver. Yo solía ver arañas, muchas arañas. Esperaba verlas y las veía. Ya no. Espero encontrar aparcamiento con facilidad. Y lo hago.

No es una forma de auto-engaño sino estar abierto a encontrar aquello que nos gusta. Es entrenar al cerebro para que de manera subconsciente busque lo que nos hace felices en lugar de lo que nos entristece o nos hace sufrir.

La vida se vuelve mucho más fácil y feliz cuando le das a tu cerebro las instrucciones de que busque luz y felicidad en lugar de dolor y oscuridad. El cerebro obedece nuestras instrucciones. Aprovéchalo. Da un paso más y entrena a tu cerebro para que te ayude a encontrar la belleza y la felicidad allá donde estés. Incluso en mitad de la oscuridad.

Para hacerlo, comienza diciéndole a tu cerebro que la luz y la felicidad están a tu alrededor. El cerebro aprende por repetición. Y cada vez que encuentres aunque solo sea un poco de ellas, celébralo. El cerebro también aprende por emoción. Dale a tu cerebro las herramientas que necesita para reconocer lo positivo y poco a poco lo hará. Ayúdate a ti mismo a ser más feliz.

Disfruta de la vida… de toda ella,

Jessica J. Lockhart

P.D.: DIFUNDE OPTIMISMO. ¡Gracias!