La humanología como proceso

La humanología trabaja con y para los seres humanos, ayudándoles a definir y establecer sus metas en todas las esferas humanas. Como tal, la humanología contribuye con procesos claros ayudando a los seres humanos a avanzar en sus proyectos y planes, ofreciendo un conjunto completo de herramientas personales a cada uno; herramientas que les permitirán desarrollarse tanto al nivel personal como profesional

Las empresas trabajan con seres humanos. Comprender y ofrecer a las personas que las constituyen las herramientas necesarias para que puedan crecer y sentirse satisfechas constituyen la clave del éxito de cualquier empresa. Los seres humanos son, indudablemente, el mejor y más importante activo de cualquier organización. Comprender su componente humano, pavimenta el camino de cualquier entidad hacia el éxito. Sin el valor humano, ningún proyecto puede alcanzar la excelencia.

Todos los seres humanos tienen 5 necesidades básicas en sus vidas. Cada uno tiene, además, su propia esfera personal con sus creencias y su visión del mundo. Diseminar este conocimiento a todos los niveles de una empresa facilita la comunicación, la comprensión, las sinergias, la satisfacción y, como consecuencia, la productividad y la creatividad.

Todas las organizaciones, desde los núcleos familiares hasta las multinacionales, se benefician de la humanología, sus procesos y sus métodos. Comprender el componente humano es la clave.

La humanología cuenta con un arsenal completo de herramientas a disposición de empresas e instituciones que les permiten abordar cuestiones de desarrollo humano y personal en coalición con la visión empresarial y los objetivos de la entidad. Un personal satisfecho y motivado dará alas a cualquier organización. (Para consultas empresariales, remitirse a info@jessicajlockhart.com)

Disfruta de la vida, de TODA ella

Jessica J. Lockhart – humanología – www.jessicajlockhart.com

Sigue a Jessica J. Lockhart aquí:


5 maneras de quererte mejor

Hace unos días estaba charlando con algunos de mis clientes durante un taller. Comentábamos posibles maneras de aprender a querernos mejor. El tema suscitó tanto interés que he decidido compartir aquí contigo las ideas que les di. Úsalas todas o solo algunas, con total libertad. Aunque provocan un efecto acumulado, también se pueden utilizar una cada vez. Disfruta de quererte más a partir de ahora.

 

Read More


¡Detente y ámate!

¿Con cuánta frecuencia te criticas o castigas por no ser “perfecto” o “lo suficientemente bueno”? ¿Cada día? ¿Cada Semana? ¿De vez en cuando? ¿Cuán persistente es esa vocecita que oyes en tu cabeza y que te recuerda cuáles son tus errores, tus fallos, tus defectos o tus faltas? ¿Hasta qué punto te muestras dispuesto a escuchar a los demás, amigos y enemigos, cuando te juzgan o de alguna manera te desaprueban? ¿Cuántos son los días en los que te miras en el espejo e intentas evitar verte de verdad?

 

Read More