Necesidades satisfechas

spider_crab

Los seres humanos tenemos cinco necesidades básicas. Todos necesitamos distintas cantidades de…

  1. Seguridad. Todos los seres humanos necesitamos saber algunas cosas como dónde vamos a pasar la noche. Algunos necesitan saber más que otros. Hay quien tiene suficiente con saber dónde va a comer ese día mientras hay quien precisa conocer el menú exacto de cada día de cada semana durante los próximos 15 años.
  2. Aventura. Todos los seres humanos necesitamos un poco de incertidumbre o aventura en nuestras vidas. Saberlo todo nos deja sin nada que aprender, descubrir o alcanzar. Algunas personas necesitan más incertidumbre y odian la rutina mientras que a otras les basta con unas pocas dudas pequeñas.
  3. Amor. Todos los seres humanos necesitan amar y sentirse amados. Aunque cualquier tipo de amor puede satisfacer esta necesidad, hay quien solo valora el amor romántico.
  4. Contribución. Todo ser humano necesita tener una cierta sensación de contribución o trascendencia. Todos queremos sentir que importamos por un motivo u otro. Algunas personas dedican una gran cantidad de tiempo y energía a satisfacer esta necesidad mientras otras están felices con cosas más pequeñas.
  5. Crecimiento. Todos necesitamos experimentar un crecimiento constante. Aunque sea muy pequeño. Cuando los seres humanos dejan de crecer, en un sentido u otro, se sienten atascados y pueden enfermar.

¿Qué es lo que más necesitas tú? ¿Cuál de tus necesidades básicas no está satisfecha? ¿Cuál es el obstáculo con el que te encuentras cuando intentas satisfacerla? ¿Qué te ayudaría a superar ese obstáculo?

Uno de mis clientes se sentía muy desdichado. Probara lo que probara, su vida era siempre un enorme y triste desastre. Lo había intentado todo: hipnotismo, reiki, psicoterapia, meditación… pero nada. Un día nos pusimos a charlar sobre las cinco necesidades básicas y algo le dio en la diana: comprendió que siempre había creído que su principal necesidad era sentirse querido. Llevaba toda la vida buscando el amor de todas las maneras posibles. Había salido con docenas de mujeres intentando encontrar la perfecta. Había adoptado un perro e incluso se había hecho voluntario de un centro de cuidados paliativos local. Todo en nombre del amor.

Al descubrir las otras cuatro necesidades básicas, mi cliente llegó a la conclusión de que su principal necesidad no era el amor sino la seguridad. Hasta ese momento de iluminación había estado totalmente equivocado. Comprendió que su frenética búsqueda del amor le había llevado a una constante turbulencia e incertidumbre en su vida; justamente lo contrario de lo que realmente necesitaba. De inmediato cambió su forma de ver la vida y comenzó a buscar maneras de satisfacer su necesidad de seguridad. Los resultados fueron deslumbrantes. En tan solo unos días, su vida se llenó de un nuevo propósito y él se sintió totalmente en paz. 

Pregúntate cuál es tu necesidad básica más importante. ¿Está satisfecha? Si no lo está, ¿qué es lo que te está impidiendo satisfacerla?

Tu necesidad básica más importante es lo que más quieres en la vida. Una vez está satisfecha, plantéate satisfacer la segunda. Y después la tercera, y así hasta satisfacerlas todas.

Date a ti mismo lo que necesitas. Pero primero analiza qué es lo que realmente necesitas.

Disfruta de la vida… de toda ella,

Jessica J. Lockhart