¿Te sientes culpable?

file0001931487912

Hace años que me siento culpable. Una vez hice algo que hoy lamento tanto… Cuando miro atrás veo que podría haber hecho tantas cosas diferentes… Podría haber elegido otras muchas soluciones para mi problema. Tenía tantas opciones.

A veces nos sentimos culpables por algo que hicimos en el pasado. Miramos atrás y pensamos, “no debería haber hecho eso.” Y nos castigamos por no haber encontrado otras soluciones o por no habernos comportado como lo haríamos hoy.

Pero estamos mirando hacia el pasado desde el ahora, un momento en el que nuestro conocimiento y nuestra experiencia son mayores o diferentes. Miramos hacia atrás y analizamos nuestros actos y nuestro comportamiento en retrospectiva. Pero, ¿y entonces? ¿Sabíamos hacer las cosas mejor? ¿O lo hicimos lo mejor que supimos?

En la vida reaccionamos aplicando el conocimiento que tenemos. Hacemos lo que hacemos pensando que es lo mejor. Pero aún así nos equivocamos. ¿Deberíamos sentirnos culpables?

Imagina sentirte culpable todavía hoy por haber pegado un empujón a tu compañero de guardería de cuatro añitos hace ya treinta… No tiene sentido, ¿verdad? Hoy ya sabes más. Lo empujaste porque no sabías negociar, debatir, estar de acuerdo o desacuerdo, o ni siquiera responder de manera adecuada a alguien que te saca la lengua. Hiciste lo único que sabías hacer. Entonces, en esa época y dada tu edad y tu conocimiento del mundo, solo pudiste empujarle y sacar tu ira de tu interior 🙂

Y tal vez digas… ‘pero espera un momento… ¡yo sabía hacer las cosas mejor!’ Si, tal vez sea cierto pero hay otros aspectos implicados. Quizá estuvieras demasiado cansado para pensar con claridad porque no te habías echado la siesta. Así que, aunque supieras hacer las cosas mejor, no estabas en disposición REAL de reaccionar de ninguna otra manera. Simplemente lo hiciste lo mejor que pudiste. Al igual que lo hacemos todos.

Es muy fácil mirar atrás y ver los errores cometidos. Lo difícil es aceptar que en cada momento de la vida lo hacemos lo mejor que sabemos.

Así que la próxima vez que te sientas culpable por algo, pregúntate si te estás sintiendo culpable hoy con el conocimiento actual sobre algo que ocurrió en el pasado. Y pregúntate después si disponías de todo el conocimiento, de todo el saber de que dispones hoy, cuando ocurrió aquello. Estoy bastante segura de que te darás cuenta de que no sabías tanto.

Deja de culparte por el pasado. Lo hiciste lo mejor que supiste.

Y de paso, deja de culpar también a los demás. También lo hicieron lo mejor que supieron… dadas sus propias circunstancias y conocimiento.

Disfruta de la vida… de toda ella, J