Una experiencia de fin de semana para recuperar tu energía

Hoy he recibido en mi consulta a una persona que me han enviado de la empresa en la que yo estaba antes. Quieren que trabaje con ella porque sus niveles de productividad son bastante bajos. Durante nuestra primera conversación, la mujer me dice estar más que dispuesta a cambiar su situación aunque no sabe cómo hacerlo. Comenzamos recopilando sus datos pero pronto ella suspira y me dice que lo que estamos haciendo es demasiado para ella, que simplemente no tiene la energía suficiente para hacerlo.

 

¿Cuántas veces te has encontrado en una situación como esa, en la que tu cliente simplemente carece de la energía o de la motivación para trabajar? Quieren hacerlo, de verdad que sí, pero dar los primeros pasos ya les parece algo imposible e insoportable. Tal vez al final lo consigan, de alguna manera empujados por sus circunstancias o incluso por ti, pero queda claro que carecen de la resistencia o del aguante necesarios para completar el trabajo. Como coach, mentor, terapeuta o profesional que trabaja con otros seres humanos, con cierta frecuencia te encuentras con este tipo de cliente; el que quiere cambiar pero no se siente capaz de dar los pasos necesarios para lograrlo. Intentamos motivar o ayudar a ese cliente, tal vez ofreciéndole perspectivas nuevas pero en muchas ocasiones, nada funciona. Y nada funciona porque esos clientes tienen una necesidad básica insatisfecha que han de satisfacer antes incluso de pensar en cambiar nada. Necesitan recuperar la energía, la motivación, el empuje, el optimismo.

Hay muchas maneras de perderlos. La gente a veces los pierde por el estrés o la preocupación, por la culpa o la depresión, por el agotamiento mental. Quienes les rodean pueden incluso no darse cuenta de lo carentes de energía que están porque esa pérdida es muy lenta y gradual; tanto, que en ocasiones el propio cliente no se da cuenta de que le está ocurriendo. Lo único que sabe es que no puede con todo. Llega un día en el que esa falta de energía es demasiado profunda y se traduce en síntomas visibles: estrés, angustia, depresión… Y en muchos de esos casos, los profesionales se centrarán en los síntomas, pasando por alto una vez más la causa que los ha producido.

Hace falta aplicar un enfoque diferente

Muchos profesionales que tienen clientes en estas circunstancias las trabajan ofreciéndoles soluciones, herramientas y estrategias genéricas: haz esto, haz aquello. Tienen un alista de posibles situaciones emparejadas a las soluciones a aplicar y la siguen rigurosamente. Pero eso no podrá funcionar bien nunca. Los seres humanos somos todos diferentes y por ello necesitamos soluciones diferentes.

Esa cliente que he mencionado más arriba ha perdido su optimismo y su energía por las preocupaciones. Dedica la mayor parte de las horas de sus días a preocuparse y ni siquiera se de cuenta de ello. Se ha convertido en algo normal en ella. Y todas esas preocupaciones consumen su capacidad mental y provocan en ella estrés invisible y agotamiento subconsciente. Otro de sus compañeros de trabajo también está agotado y carece de la motivación necesaria para levantarse por las mañanas, por lo que con frecuencia llega tarde a trabajar. Ha probado todo tipo de soluciones pero ninguna le ha funcionado. La causa real en este caso es su pesimismo, que adopta la forma de creencia personal. Este trabajador cree que va a fracasar, que va a hacer las cosas mal, y esa creencia le lleva a sabotearse a sí mismo de forma constante. Y aún hay una tercera empleada con quien estoy trabajando. Ella es extranjera y está tan ocupada intentando encajar y sentirse aceptada que su trabajo sufre por falta de atención y enfoque.

La mayoría de los profesionales abordarán los tres casos aplicando herramientas similares… ¡y lo harán porque no disponen de otras en su caja de herramientas! Ofrecerán a sus clientes aquella solución de que dispongan para la falta de energía o el desgaste emocional, a través de preguntas poderosas si se trata de coaching o preparando un plan detallado si el profesional es mentor, por ejemplo. Desagraciadamente, es más que probable que esos tres seres humanos necesiten soluciones del todo diferentes, y no solo porque sus problemas nacen de causas distintas, sino porque también puedan requerir estrategias que encajen con sus propias visiones del mundo y sus personalidades.

Si eres un profesional que trabaja con otros seres humanos y a veces te encuentras con este problema, déjame que te cuente que pronto se va a celebrar un  evento al que puedes asistir para experimentar y vivir todo un conjunto completo de herramientas, técnicas y soluciones para ayudar a tus clientes a ayudarse a sí mismos. No se trata de un evento tradicional, no es un congreso ni una serie de ponencias con teorías y soluciones que debas digerir quizá con algún momento de inspiración. Esto es más, muchísimo más. Este evento es una completa experiencia de fin de semana en la que vivirás, sentirás, comprenderás e harás tuyas más de 20 herramientas dirigidas por facilitadores específicamente preparados en talleres temáticos en el idioma de tu elección, español, inglés o alemán . Pero permíteme que te dé algunos detalles más sobre este campamento de entrenamiento en optimismo…

1ª Cumbre Mundial de Optimismo

Esta cumbre nace con el objetivo de dotar a los seres humanos de herramientas profundas, sólidas y probadas. Cada una de ellas se centra en uno de los problemas que nos roban la energía o la motivación. La Cumbre es tremendamente práctica y útil. La primera y única conferencia de todo el programa presenta el conocimiento sobre el que se basan las herramientas, la metodología y la aplicación de las técnicas. Los participantes se embarcan entonces en talleres temáticos en los que experimentan cada una de las herramientas utilizadas para ese problema específico en grupos más pequeños. Por ejemplo, el primer taller se centra en herramientas para cambiar el estado de ánimo, o cómo ir de triste, preocupado, enfadado o molesto a más alegre, feliz, centrado o preparado para hacer algo. Antes de cada taller se presentan y explican las que se van a trabajar en ese taller en particular. Los participantes las aplican entonces con la ayuda de los facilitadores, a fin de experimentar su impacto en ellos mismos.

Los participantes NO necesitan compartir sus experiencias personales, no se colocará a nadie en situación de llamar la atención ni se pedirá a nadie que se confiese en público. Este evento es una experiencia cómoda y agradable que dota a los asistentes de mecanismos y técnicas que usar cuando resulte necesario o que compartir con sus equipos o clientes.

Centrada en ofrecer a los participantes lo que necesiten para cambiar de estado de ánimo, utilizar su cerebro de forma constructiva, aumentar su motivación y su optimismo, comprender y manejar su estrés y su agotamiento mental, esta experiencia de fin de semana incluirá suficiente material y conocimiento para que todos los asistentes se beneficien de ella y crezcan como seres humanos.

La Cumbre también incluye dos mesas redondas muy emocionantes e interesantes, que contarán con la participación de importantes expertos de todo el mundo sobre  temas tan importantes como, ¿Se puede ser feliz sin optimismo? El optimismo en un mundo de diversidad. Se invitará a los asistentes a unirse al debate y plantear sus preguntas y sus comentarios.

También se ofrecen otro tipo de actividades adicionales durante la Cumbre, actividades específicas y voluntarias para los asistentes durante las pausas para el café y el almuerzo:  una exhibición de qigong, una exhibición de arte “feliz” con una pintora de renombre internacional, información sobre una nueva oportunidad empresarial relacionada con suplementos alimenticios sanos y mucho más.

Esta 1ª Cumbre Mundial de Optimismo está abierta a participantes de todo el mundo. Tendrá lugar los días 17 y 18 de noviembre en una sede mágica, Landguet Ried, justo en las afueras de Berna y rodeada de naturaleza y belleza. También disponemos de alojamiento para quienes deseen pasar la noche y convertir esta experiencia de fin de semana en algo aún más cómodo.

La reserva de plazas ya está disponible. Ofrecemos diferentes precios y paquetes a fin de que todo el mundo pueda beneficiarse de este evento increíble. Porque tus clientes lo necesitan. Porque todos lo necesitamos.

Te invito a que te unas a esta 1ª Cumbre Mundial de Optimismo y aprendas a disfrutar de la vida… de TODA ella,

Jessica J. Lockhart – humanología y coaching en optimismo – www.jessicajlockhart.com

Jessica J. Lockhart es una humanóloga, autora y renombrada ponente internacional especializada en comprender a los seres humanos.
Síguela aquí:
Jessica J Lockhart, EzineArticles Basic Author

 

Deja un comentario